Las Cristallines de Michel Trama y la cocina saludable

Cada vez son más los chefs de élíte que le dan a las verduras el papel protagonista que se merecen. Sus posibilidades creativas, maleabilidad, texturas, sabores y propiedades hacen de las verduras las reinas del arte culinario.

Fruto de un descuido Michel Trama, Contemporáneo a la Nouvelle Cuisine, encontró la inspiración que le llevó a crear los Cristallines.

Experimentando para hacer unos raviolis de piña, Michel dejó demasiado tiempo en agua hirviendo las láminas de piña que había cortado. Enfadado, sacó las láminas del agua y las metió al horno, volvió a olvidar que estaban allí y cuando fue a sacarlas, se encontró con los Cristallines.

Michel Trama nace en 1947 en Constantina, a los 13 años llega a Francia para estudiar y combina estudios de Psicosociología en Estados Unidos y de Artes Decorativas en París.

En 1974 abre un pequeño restaurante en el que se formará durante 3 años. Años después y tras trabajar con Maximin y Loiseay, abre el restaurante l’Aubergade (1978).

En 1981 gana su primera estrella de la Guía Michelin, en 1983 la segunda y en 2004, l’Aubergade recibe la tercera estrella, pero en 2011 la edición gala de la guía roja decide retirársela.

En 2009 Michel supera un cáncer que le hace replantearse su forma de ver la vida. Comienza a entender la cocina desde la salud, la nutrición y la ecología, afirmando que se puede hacer una cocina sana y de calidad.

Desde que gané la batalla al cáncer estoy muy concienciado e involucrado con la salud. A día de hoy se han encontrado déficits alimentarios en la carne y el pescado, pero todavía no en las verduras, pese a tener pesticidas y abonos químicos. Hasta los médicos afirman que es mejor comer verduras con pesticidas que no comerlas… Es catastrófico, pero tienen razón, me gustan las verduras porqué el hombre está programado para comer crudo y no cocido.

…supongo que en un futuro próximo será esta tendencia la que dominará en la cocina. Solo hace falta fijarte en los institutos de salud, están llenos de gente. Las mujeres quieren ser jóvenes, los hombres también, quieren parecer guapos… Entonces la cocina se convierte automáticamente en una medicina a ciegas, si cada día cenáramos en restaurantes de alta cocina o de opulente cocina tradicional estaríamos muertos dentro de 6 meses. (Michel Trama. Entrevista traducida www.7canibales.com)

Sin palabras… Como ya decía Leonardo Da Vincci: “la simplicidad es la máxima sofisticación”.